jueves, 22 de mayo de 2014

SACRIFICIOS NECESARIOS

¡Hola a todas! ¿Cómo están? Yo cansada, pero contenta. Había abandonado el blog por algunas razones de las que hoy voy a hablar...Me mantuve muy ocupada estas últimas semanas.

El primer gran sacrificio se describe en imágenes:



Encerrarse a estudiar. ¿Cuántas lo hacemos o lo hicimos alguna vez?
Ojeras circulando libremente por la casa, pares de botas y zapatos divinos que se cambian por pantuflas, para quedarse en casa, despeinada, en pijamas, sin perfumito, sin maquillaje y con un manojo de nervios dispuesto a explotar a cada segundo.

Lo malo que es que yo, cuando estudio, no sé si por ansiedad o aburrimiento (hoooras y hooooras leyendo), COMO MUCHÍSIMO!

La cantidad de carbohidratos inservibles que consumí durante una semana entera, woow, fue increíble. Espero que haya valido la pena, que me entreguen aunque sea un rasposo 4 y a fin de año tener mi segundo título universitario, para presumir con mi círculo social, jajaja.

Y el segundo sacrificio a nombrar en esta entrada, es mi nuevo futuro amor. O como quieran llamarlo.

CROSSFITS, ladies.

A sacarle las telas de araña a todas mis prendas deportivas para que vuelvan a mi rutina semanal, porque decidí empezar una nueva actividad.

No sabía qué hacer: hice miles de deportes, nunca abandono natación, pero tampoco me parece suficiente. Así que me puse a pensar: lo que mejores resultados me dio, siempre, es ir con alguna amiga al gym, hacer una rutina de 40 minutos, todos los santos días hasta abandonar del aburrimiento.

Y esto es distinto: en crossfit se realiza todos los días un WOD (workout of the day) distinto. Los ejercicios siempre van variando y hay nuevos desafíos. Además, después de cada WOD, se anotan tus tiempo, y los de los demás: competís con vos misma, te retan a superarte día a día. Y también, por supuesto, se compite con el resto del grupo, para ponerle un poco de diversión a la cosa.

Equilibrio, fuerza, autoestima, sentido de grupo, postura, ganas de superarse. Es todo lo que vengo experimentando desde que empecé.

Se trabaja en grupo, de a parejas, colaborativamente. Siempre alguien te alienta, te acompaña, te reta a superarte. Cuando sentís que ya no podés más, algún compañero está con vos. Para terminar el WOD al lado tuyo, o para alentarte con un "ya te queda poco, vos podés".

Y la edad no es problema: tengo una compañera de 12 años (que hace las cosas 10 veces mejor que yo) y compañeros rondando los 50 y largos. Todos, a su medida, mientras su cuerpo lo permita, pueden practicar esta modalidad de ejercicios.

Si a alguna le queda la duda (como a mí en un principio) de lo que el crossfit puede hacer con nuestra masa muscular: les cuento que ayuda a perder masa grasa más rápidamente que cualquier otro ejercicio, por la intensidad, porque no se usan máquinas. Y los lomasos de mis compañeras, son realmente envidiables. Se gana fuerza, masa muscular más firme, pero sin aumentar el volumen como en fitness. Se trabajan todos los músculos del cuerpo (incluso me duelen algunos que ni siquiera sabía que estaban ahí!)

En fin, como verán, yo estoy bastante fascinada con ésto, pero les dejo un videito que explica las cosas mejor que yo, por si a alguna le interesa probar:


¿Alguna probó este entrenamiento? ¿Se animan?


4 comentarios:

  1. Hola! es la primera vez que entro a tu blog y me gusto mucho.Te super entiendo con la epoca de parciales/finales yo tambien me pongo como loca y por la misma ansiedad antes comia muchisimo ahora estoy de descanso por decirlo asi hasta julio que rinda mis ultimos finales que me quedaron pendientes antes de terminar de cursar.Espero que sigas con el blog que es un buen cable a tierra y por mi parte te voy a estar leyendo.Te mando besos y muchos exitos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Sin dudas que es dificil amalgamar todo en la vida! ;-)
    Esta bueno darse un lugarcito para desenchufarse!
    Soy la seguidora nro 10 yeeeaaa!! ejejejej
    Te dejo mi blog, por si queres pasar ;-)
    Beso!
    http://www.bluesimplestthings.com/

    ResponderEliminar